¿Por qué las grasas son imprescindibles en nuestra dieta?

En este artículo hablaremos sobre las grasas saludables y por qué  son imprescindibles en nuestra dieta

¿Por qué las grasas son imprescindibles en nuestra dieta?


Amaranta Ballestero

En este caso quiero hablar de las funciones de los lípidos para mostrar, desde un punto de vista biológico, por qué son imprescindibles. Las funciones de los lípidos en nuestro organismo son muy variadas y complejas, pero podemos distinguir algunas funciones clave:

  • Principalmente los lípidos  son la principal reserva energética del cuerpo, (sus moléculas acumulan mucha más energía en menor espacio que los HC); cuando bajan las reservas de glucógeno en sangre, las grasas nos sirven entonces de combustible/energía para seguir funcionando.
  • Forman parte de las membranas de las células (incluidas las neuronas), tienen, por tanto, una función estructural controlando la fluidez y permeabilidad que permite  el intercambio de sustancias en el medio extra e intracelular.
  • También tienen una función importante en el desarrollo del sistema nervioso central, colaborando en la formación de vainas de mielina que protegen los nervios o en la creación de tejidos, recubren algunos órganos como los riñones protegiéndolos y dando consistencia; además forman una capa aislante bajo la piel que nos ayuda a mantener la temperatura corporal.
  • Por otro lado, tienen una función biocatalizadora o reguladora, es decir, que facilitan las reacciones químicas en los seres vivos (esto son las hormonas sexuales, suprarrenales, postraglandinas y vitaminas liposolubles). Ejemplos de esta función biocatalizadora son: producción de sustancias que coagulan la sangre, disminución de la presión sanguínea, defensa de infecciones, regulación del aparato reproductor femenino, desarrollo cerebral fetal, iniciación del parto, vaso dilatación…

 

Una dieta baja en grasas saludables puede causar problemas en el desarrollo cerebral tanto en la niñez como en la madurez, dando lugar a enfermedades degenerativas tipo alzheimer, demencias, parkinson, problemas en el funcionamiento del hígado, degeneración celular, envejecimiento prematuro, esclerosis… La falta de ácidos grasos esenciales en la dieta se puede observar en la sequedad de la piel u otras alteraciones dérmicas (eccemas), pérdida de cabello, esterilidad, desórdenes óseos (osteoporosis)… Se asocia también con problemas de hipertensión, procesos inflamatorios (todas las itis: dermatitis, artritis…), alteraciones hepáticas, problemas renales, alteraciones y enfermedades en el Sistema Nervioso Central (deterioro en la función mental, depresiones..) o en el Sistema Inmunológico. Un exceso de ácidos grasos Omega 6 puede favorecer la aparición de ateromas en el sistema circulatorio y también puede favorecer el desarrollo de tumores cancerígenos.

 

En las últimas décadas la alimentación ha cambiado abruptamente… las dietas son mucho más calóricas, más pobres en proteína de calidad, en hidratos de carbono complejos (cereales en grano, fibra, hortalizas, vegetales) en antioxidantes o minerales; ha aumentado desmesuradamente el consumo de hidratos de carbono simples en forma de harinas y azúcares, de grasas trans, grasas saturadas de pésima calidad y se observa un consumo de ácidos grasos Omega 6 mucho más elevado  al de Omega 3 y la proporción debe ser solo 2-1: 2 de Omega 6 por 1 de Omega 3! Atención a esto.

Una dieta saludable debe comprender las grasas saludables como otro pilar fundamental de nuestra alimentación y en este texto, intentaré explicar entonces qué son las grasas saludables y cuáles son los alimentos ricos en grasas saludables.

¿Por qué las grasas son imprescindibles en nuestra dieta?

¿Estás montando un evento?