Levadura nutricional. El suplemento de moda.

Levadura nutricional. El suplemento de moda.


Amaranta Ballestero

 

¿Qué es la levadura nutricional?

La levadura nutricional  es una levadura inactiva, perteneciente  a la familia de los hongos que se elabora específicamente para ser un suplemento alimenticio . Se ha vuelto muy popular en la alimentación vegana/vegetariana por tener una composición nutricional muy rica en proteínas, vitaminas del grupo B y algunos minerales.

Su sabor nos evoca al del queso curado y los frutos secos, lo podemos encontrar en forma de copos  o polvo y con ella podemos condimentar cualquier tipo de comida realzando sus sabores.

La levadura nutricional se produce mediante el cultivo de una cepa de la levadura llamada Saccharomyces cerevisiae. Ésta se cultiva en un sustrato de remolacha azucarera o de melaza de caña de azúcar; su proceso de elaboración consiste primeramente en dejarla fermentar por varios días, cosecharla, lavarla, someterla a una procedimiento de pasteurización y finalmente de secado a temperaturas inferiores a 50º. Esto hace que la levadura nutricional preserve sus nutrientes pero se transforme en una levadura inactiva, es decir, que no tiene la capacidad de desarrollarse ni de  fermentar en nuestro organismo aunque existan los sustratos susceptibles para su desarrollo. Apuntar por tanto, que la levadura nutricional no favorecerá el crecimiento de otras levaduras como la conocida Cándida Albicans.

“Propiedades de la levadura nutricional”

Entre las propiedades de la levadura nutricional cabe destacar principalmente su alto contenido en proteínas de alta calidad, vitaminas del grupo B y algunos minerales esenciales.

La levadura nutricional es considerada por tanto, un buen complemento para dietas veganas y vegetarianas así como para estados de carencia nutricional.  Es una fuente muy rica de proteína  (un 70% aproximadamente de su composición son proteínas) y contiene todos los aminoácidos esenciales . Sin embargo, hay referencias que hablan sobre el bajo contenido en uno de los aminoácidos esenciales, la metionina, lo que supondría que la levadura nutricional no tiene un alto valor biológico.  

Otra de las propiedades más características de la levadura nutricional es su aporte en vitaminas del grupo B y ácido fólico.  Hay que apuntar que la levadura nutricional no contiene en sí misma la tan conocida B12; ésta es esencial para funcionamiento del cerebro, del sistema nervioso, de la formación de sangre y de la síntesis y regulación de nuestro material genético. Es una vitamina únicamente presente en los alimentos de origen animal y complicada de conseguir para los veganos y vegetarianos; por ello, podemos encontrar muchas marcas que comercializan este suplemento reforzado adicionalmente con vitamina B12.

Los minerales son otra de los componentes beneficiosos de la levadura nutricional. Nos puede aportar hasta 14 tipos diferentes de minerales entre los que podemos destacar el cromo, fósforo, magnesio, hierro, selenio o zinc.

“ Beneficios de la levadura nutricional”

Entre los beneficios de la levadura nutricional destacamos primeramente su elevado aporte de proteínas, en especial de aminoácidos esenciales. Las proteínas son absolutamente necesarias en la vida para crear la estructura que somos y también por sus funciones bioreguladoras e inmunológicas.  Veganos y vegetarianos, cuyas dietas muchas veces son escasas en este nutriente, o deportistas que buscan un alto rendimiento estructural, pueden encontrar en este suplemento una buena opción para complementar su dieta. Además son proteínas de fácil digestión.

Las vitaminas del grupo B presentes en la levadura nutricional contribuyen a metabolizar los alimentos que tomamos y ayudan a un correcto funcionamiento del sistema digestivo. Intervienen además, en la formación de glóbulos rojos, apoyan la formación células nuevas y contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso.

Otros de los beneficios de la levadura nutricional son los aportados por las cualidades de sus minerales. Destacamos el fósforo por ser uno de los minerales más importantes para la vida. Interviene en funciones vitales como el almacenamiento y transporte de la energía, forma parte de la estructura de los ácido nucleicos (ARN y ADN) y también forma parte de las membranas celulares. El cromo por desarrollar un papel fundamental en la regulación de la glucosa en sangre. El selenio por actuar como un atioxidante y el zinc por ayudar a modular la excitabilidad del cerebro.  

Otro de los beneficios de la levadura nutricional es su contenido de enzimas, por ejemplo, el glutatión que actúa como factor de ayuda en los procesos de desintoxicación hepática y además se asocia al correcto funcionamiento del sistema inmune.

Por último apuntar que la levadura nutricional no contiene gluten ¡es gluten-free !. Por tanto resulta perfectamente apta para celiacos e intolerantes.

 

“¿Para que sirve la levadura nutricional?”

La levadura nutricional sirve, como ya se ha comentado anteriormente, para complementar la alimentación de personas, que por diversas razones lleven una dieta pobre en proteínas de calidad o vitaminas del grupo B, o requieran una dieta rica en proteínas como pueden necesitar los deportistas.

Por otro lado en uso culinario, la levadura nutricional sirve para condimentar las comidas gracias a su potente sabor mezcla de queso curado y frutos secos. Podemos espolvorearla en cremas, sopas, ensaladas, platos de pasta, cereales… realzando así el gusto de todos nuestros platos; sirve además,  para hacer quesos veganos, salsas o gratinados como un buen sustituto del queso de origen animal.

 

“Levadura nutricional vs levadura de cerveza”

Es importante distinguir la levadura nutricional de la llamada levadura de cerveza. Aunque ambas se obtienen mediante el cultivo de la levadura Saccharomyces cerevisiae, los procesos y propiedades son totalmente diferentes.

La levadura de cerveza es un subproducto que se obtiene al final del proceso de la elaboración de la cerveza, por lo que  puede contener subproductos de dicha elaboración como los lúpulos, sulfitos, etc. La levadura nutricional al ser un producto específicamente cultivado como suplemento es puro y libre de estas sustancias.

Conclusión y opinión personal.

Para cerrar este tema me gustaría exponer brevemente mi opinión acerca de los suplementos alimenticios.

Hoy en día vivimos en el acelerado mundo del consumo y la globalización, donde todo se explota, todo se exporta y todo se compra sin discriminación. La venta es el objetivo principal y las grandes campañas de marketing se ocupan de ello. Actualmente son trending conceptos como “ vida healthy, “vida fitness”, “ comida sana ”… Se ha abierto una vía de comercio con una acogida y una demandaasombrosa. Constantemente se están lanzando al mercado nuevos productos con atractivos eslóganes y muchas promesas que desvirtúan el verdadero significado de una vida sana y equilibrada.

Me gustaría hacer entonces una valoración entre los diferentes tipos de suplementos alimenticios y su uso. Tenemos periodos puntuales de la vida que tienen un gasto nutricional y energético extra y que pueden requerir de un apoyo nutricional adicional concreto y específico, como por ejemplo el calcio en la infancia, hierro en adolescencia, ácido fólico durante el embarazo y lactancia o  vitaminas del grupo B en la vejez. Para el resto de momentos de la vida, si no existe ninguna patología concreta, no sería necesario ningún suplemento, pues llevando una dieta sana y equilibrada obtenemos todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Estos suplementos nutricionales tan modernos, pongo de ejemplo la levadura nutricional, el acai, la maca, la espirulina, el reishi, el café verde, entre otros… se comercializan con mucho éxito. No digo que su composición nutricional no sea de gran valor, pero desde luego no se deben consumir como sustitutos de otros alimentos, abusar de ellos o tomarlos a la ligera por el mero echo de estar de moda.  

El problema al que apunto es que el estilo de vida que llevamos en la actualidad nos empuja a simplificar todo lo que nos acontece. No dedicamos tiempo de calidad a cosas tan importantes como nuestra alimentación, el ejercicio o el autoconocimiento. El estrés, la vida laboral, la falta de tiempo y la poca conciencia de nuestro cuerpo, nos lleva a recurrir a este tipo de productos cómodos y rápidos que nos hacen creer que estamos apostando por una vida sana, pero verdaderamente no dejan de ser productos procesados carentes de la calidad vital de los alimentos naturales.

Con esto, mi mensaje es animaros a iniciar una toma de conciencia sobre una alimentación sana, equilibrada y vital, apreciando su efecto tanto en nuestro cuerpo físico como en nuestro bienestar   mental y emocional. Esto es el primer paso para alcanzar todo estos sueños de salud, felicidad longevidad que tanto nos venden y tanto anhelamos.

¿Estás montando un evento?