Los buenos hábitos en la alimentación

19 DE JUNIO, 2018

Los buenos hábitos en la alimentación


WRAPS DE FALAFEL CON ENSALADA DE COLESLAW Y SALSA DE YOGURT Y MENTA para mejorar los buenos hábitos alimentación

Hoy en Anmama hemos querido dedicar un post a los buenos hábitos en la alimentación. A pesar de llevar en el mundo del catering desde hace ya casi tres años seguimos aprendiendo cada día sobre diferentes temas. Además Ana y María, del equipo de Anmama Catering, han tenido que empezar a cuidar seriamente su alimentación y con ello los hábitos de la misma, y al ver un océano de dudas decidimos escribir un post explicando todo lo que hemos ido aprendiendo en esta nueva trayectoria.

 

Tener buenos hábitos en la alimentación no implica solo el llevar una dieta equilibrada, sino que interfieren muchos más factores, y lo que se busca es que todos nuestros órganos funcionen de una manera correcta aportándonos más energía. Esto es algo que al principio les causaba muchos miedos, al ver que tenían que modificar tanto su alimentación pensaban que se iban a sentir algo flojas todo el día, pero nuestra sorpresa llegó cuando a pesar de llevar una rutina muy ajetreada se sentían fuertes, con energía y bien físicamente.

Ensalada de quinoa con remolacha para mejorar los buenos hábitos alimentación

A continuación hemos añadido varios consejos útiles que podemos llevar todos a cabo y de esta manera mejorar nuestros hábitos alimenticios:

 

  • Disminuir las cantidades y proporciones. No es necesario “atiborrarse” en las comidas.
  • Los alimentos deben ser masticados concienzudamente hasta hacerlos líquido en la boca. Es muy importante masticar en ambos lados de la boca.
  • Prioriza los alimentos frescos poco procesados.
  • Frutas y verduras de temporada y de la zona. Incrementar el consumo de crudos.
  • No tomar fruta después de las comidas. La fruta se toma entre horas.
  • Priorizar cereales integrales.
  • Frutos secos y semillas de calidad (guardar en botes de cristal) tomar tostados o curados, nunca fritos.
  • No abusar de líquidos antes, durante y después de las comidas
  • Respetar las digestiones: no comer antes de tres horas después de haber comido, ni acostarse sin haber hecho la  digestión. La hora ideal para la cena 20h.
  • Comer con tranquilidad.
  • Limitar los postres a ocasiones especiales; sustituirlos por una infusión digestiva (manzanilla, poleo, verbena).

 

Aunque estos sean los consejos que están llevando a cabo nuestras compañeras,  es algo que deberíamos implementar todos en nuestra alimentación, ya que al fin y al cabo hablamos de buenos hábitos en las comidas.

Os animamos a que probéis y nos contéis como veis los resultados en vosotros.

Hummus de remolacha para mejorar los buenos hábitos alimentación

¿Quieres conocer nuestros sitios favoritos?