En este artículo hablaremos sobre todas las propiedades y beneficios de las semillas de chía, junto con diferentes utilidades, recetas e información para conocer todo sobre este increíble superalimento.

Semillas de Chía | Propiedades, beneficios y contraindicaciones


¿Qué es la Chía?

Originarias de Centro América, las semillas de Chía fueron un tesoro nutricional y un alimento fundamental, junto a otros como la quinoa o el amaranto, para los Mayas y Aztecas. Esta semilla tiene unos altísimos valores nutricionales y medicinales, la cultivaban como un alimento esencial para obtener energía y alta resistencia. Aun que su uso cayó en el olvido después de la colonización, actualmente ha resurgido con mucha fuerza y cada vez son más las personas y profesionales que se interesan por su valor y consumo.

¿Para qué sirven las semillas de chia?

Entre las utilidades que tienen las semillas chía, encontramos propiedades nutritivas, antioxidantes y depurativas hacen de ellas un alimento completo para cualquier persona y edad, celiacos incluidos. Son estupendas para deportistas y para  personas que en su día a día hagan alta actividad física pues generan un aporte extra de energía. Gracias a su elevada cantidad de ácidos grasos resultan también muy interesantes como preventivo de patologías neurodegenerativas, depresión, enfermedades cardiovasculares de tipo colesterol o elevado nivel de triglicéridos. Además ayudan eliminar toxinas, combatir las grasas acumuladas y regular la presión arterial.

Propiedades de las semillas de chía y beneficios

Lo más destacado entre las propiedades de las semilla de Chía es el vegetal con mayor contenido de ácidos grasos esenciales Omega 3. El Omega 3 es fundamental para un correcto funcionamiento del sistema nervioso, ayuda a estimular y aumentar la conexión y comunicación neurocelular y nos da equilibrio emocional. Su contenido en Omega3 es mucho más alto que el del pescado azul (hasta 7 veces más que el salmón) así que resulta un alimento muy recomendable para dietas veganas/vegetarianas y para todos aquellos que deseen reducir el consumo de pescados azules por sus altos niveles de metales pesados.

Tiene un alto contenido en proteínas, lo cual es uno de los grandes beneficios de las semillas chía que nos ayudan a construir y regenerar los músculos; por eso resultan tan interesantes para deportistas como acompañamiento a su dieta o cualquier persona que quiera ganar masa muscular o trabaje con alto rendimiento físico.

Nos aportan vitalidad por ser una buena fuente de vitaminas del grupo B, vitamina E y A. También es un alimento muy rico en minerales como hierro, calcio, fósforo, magnesio y potasio entre otros. Para hacernos una idea, las semillas de Chía contiene cinco veces más calcio asimilable y 8 veces más fósforo que la leche de vaca! De nuevo, es una buena opción para una dieta vegana y para los no consumidores de leche de vaca; y además resulta otro argumento a favor de desmontar ese falso mito de la leche como alimento indiscutible en la dieta humana.

 Las semillas chía tiene propiedades depurativas que nos ayuda a eliminar los excesos de líquidos y toxinas en el organismo. Además su alto contenido en fibra ayuda a mejorar nuestro transito intestinal evitando el estreñimiento ya que al absorber mucha más cantidad de agua, el bolo alimenticio desciende más suavemente y vacía mejor tubo digestivo.

Funcionan como antioxidantes tan saludables y efectivos como los conocidos arándanos. No ayudan a mantener un sistema inmunológico fuerte y a prevenir envejecimiento celular prematuro.

Entre los beneficios de las semillas chía, también encontramos que nos ayudan a mantener una buena hidratación y además produce un efecto saciante gracias al mucílago o gel que se forma al rededor de la semilla cuando se hidrata, puede absorber hasta 10 veces su peso en agua.

Contraindicaciones de las semillas de chía

Se ha puesto muy de moda últimamente hablar de los superalimentos: chía, espirulina, maca, acai, goji… Todos queremos probarlos e incluirnos en la dieta sintiéndonos dentro de la onda healthy y moderna. Sin embargo, hay que ser conocer las contraindicaciones de las semillas de chía entre otras cosas y ser un poco crítico para entender las cosas.

A las semillas de chía se les llama superalimentos porque contienen una gran cantidad de nutrientes de alta calidad. El punto está en que por muchos buenos nutrientes que un alimento pueda contender, si no partimos de un sistema digestivo sano y armonizado que haga correctamente los propios procesos de absorción y eliminación,  de poco va a servir  añadir a nuestra dieta estos complementos porque no van a ser absorbidos. Estamos hartos de escuchar la mítica frase de “somos lo que comemos” pero la realidad va más allá: “somo lo que asimilamos”.

Una alimentación natural y sencilla a base de cereales integrales en grano, verduras frescas, alimentos fermentados, todo en cocciones y combinaciones sencillas, consumidos en horarios regulares y con una correcta masticación, hace más fuerte nuestro sistema digestivo y en especial nuestros intestinos que donde ocurre “la magia”. Productos refinados, azúcares, harinas y horneados en general (aun que sean integrales), frutas tropicales, comidas frías, carnes procesadas, lácteos, alimentos con conservantes y químicos, medicación, pastillas, drogas.. debilitan enormemente nuestro sistema. El cerebro y el intestino están conectados, nuestro cuerpo físico y nuestro cuerpo emocional o espiritual son un uno. Si nuestros intestinos están en buen estado, nos encontraremos de buen humor, con vitalidad, con actitud proactiva ante la vida, con un pensamiento claro y ordenado, más conectaos con la intuición, con el deseo profundo y seremos seres más humanizados y compasivos.

Así pues, cuidemos de primeras nuestra dieta base y entonces podremos disfrutar y aprovechar de verdad de todos estos productos tan llamativos!

¿Cómo tomar las semillas de chía?

La semilla de la Chía es una alimento muy versátil que se puede añadir a batidos, yogures, ensaladas, cremas de verduras o de cereales y también a postres!!

Para poder tomar la semilla de chía, digerirla correctamente y beneficiarnos al 100% con sus propiedades tienes que saber las dos maneras de consumirla.

– Semilla entera: hay que ponerla en remojo mínimo media hora para que absorba el líquidos y saque el mucilago que es una capa como de gel que la envuelve y las hace más digerible. Puedes ponerlas en agua, leches vegetales, yogures, zumos o incluso en cremas.

– Semilla molida: si tienes algo más de prisa, se puede moler y añadir en cualquiera de tus comidas espolvoreada por encima. No pierde la fibra y no cambia el sabor de tus preparaciones.

Receta con semillas de chía

Desde Anmama os queremos enseñar una de nuestras recetas veganas con esta semilla tan especial! conocida como semilla de chía. La usamos para uno de los postres más TOP que tenemos y la verdad es que triunfa en cada uno nuestros eventos.. ¿te la vas a perder?

 

Pudding de Chía con frutos rojos

200ml  de leche avena, arroz o almendra.

1 plátano

Frutos rojos: fresas, arándanos, moras, frambuesas. A tu gusto!

Melaza de arroz o sirope de agave en su defecto.

Extracto de vainilla como toque opcional.

Elaboración: en un recipiente se tritura el plátano junto con la leche; en esa mezcla se vierten las semillas de Chía y la melaza o sirope, se remueve bien, se tapa y se dejar deja reposar entre 30 minutos-1h  para que las semillas vayan soltando el mucilago y se cree una masa gelatinosa. Una vez haya coagulado la mezcla, se remueve de nuevo con la varilla, se sirve en vasitos o copas de cristal y colocamos la fruta  fruta cortada en daditos o entera por encima! Un hojita de menta como decoración y listo! Un postre muy sencillo y saludable de que poder disfrutar a cualquier hora!